Creditos Hipotecarios

La oferta es amplia, ya que tanto bancos como mutuarias ofrecen opciones de financiamiento para la vivienda. Los expertos llaman a estar informados, cotizar y comparar antes de decidir..

No es una decisión fácil. En la mayoría de los casos, significará estar más de 20 años comprometidos con una institución financiera. Por eso, la elección del hipotecario debe tomarse con mesura, a fin de analizar todas las opciones que ofrece el mercado.

“Lo primero y más importante es estar informados, averiguar, cotizar y comparar, y no sólo en el banco en el que se es cliente”.

Costo Final

No obstante la amplia oferta disponible, para los cotizantes será el costo final el elemento más protagónico al momento de tomar una decisión. En este sentido, es importante diferenciar el costo final de la tasa de interés. Una tasa atractiva puede cautivar a primera vista, pero hay que tener en cuenta el valor de los seguros asociados”.

Así, en un crédito hipotecario no basta con fijarse sólo en el dividendo o lo que se tendrá que pagar mes a mes. El costo final del crédito también está formado por intereses, seguros de desgravamen e incendio, y gastos operacionales. Además, no hay que olvidar que existe una amplia gama de seguros voluntarios que se pueden agregar al crédito.

Los estudios del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) han comprobado que los intereses y seguros implican casi la mitad del costo del crédito hipotecario. Por eso, destacan que es importante exigir una cotización que incluya estos costos y comparar en al menos tres instituciones considerando el mismo plazo.

“Es importante recordar que con la nueva ley del Sernac Financiero, la cotización que le entregue el banco debe estar vigente siete días hábiles”, señalan en el Servicio.
Asimismo, una vez aprobados los reglamentos, los bancos deben informar la Carga Anual Equivalente (CAE) o el costo total del crédito, que servirá para comparar. Así, “a mayor porcentaje de este índice, más alto será el costo financiero del crédito”, sostienen en el Sernac.

Los seguros de desgravamen e incendio son obligatorios en un crédito hipotecario y los otros seguros son opcionales. “Sin embargo, es muy importante tomar también el seguro de terremotos, ya que estamos en un país sísmico. La probabilidad de un temblor de gran magnitud es alta y este seguro permite resguardar una gran inversión como lo es nuestra vivienda y no perderlo todo frente a un siniestro”.

No obstante lo anterior, los expertos coinciden en que los futuros compradores no deben dejar de cotizar. Especialmente, considerando que existen grandes diferencias y los seguros pueden ser contratados directamente con una compañía distinta a la que otorga el crédito.

“Es aconsejable fijarse en la cobertura de los seguros, pues se debe recordar que, por ejemplo, la cobertura contra sismos puede ser adicional a la de incendio. Si se está interesado en este tipo de seguros, se debe revisar bien la póliza además del precio”, recomiendan en el Sernac.

Cabe precisar que la póliza del seguro debe explicar, claramente, la cobertura, el costo, el deducible o lo que tendrá que pagar el consumidor una vez que se haga efectivo, así como las restricciones.

Intereses

En los créditos hipotecarios también es fundamental fijarse en la tasa de interés, si es variable, mixta o fija durante el periodo del crédito. Asimismo, se debe considerar que los meses de gracia o de no pago no son gratis y, por lo tanto, devengarán intereses. “No se debe olvidar que la compra de una vivienda es una inversión importante que se paga en muchos años, por lo que no hay que dejarse llevar sólo por regalos u ofertones”, enfatizan en el Sernac.

Factores como los seguros y opciones de financiamiento hacen que tomar un crédito hipotecario sea una decisión que debe ser informada y asesorada. En este sentido, es importante recordar que muchos bancos cuentan con un área de ejecutivos especializados, capaces de orientar y resolver las inquietudes de las personas.